El pasado fin de semana se han publicado distintas informaciones en las que se daba a entender que las hostias aptas para celiacos no podían usarse en la eucaristía. Esta información no es del todo veraz y, por tanto, es necesario aclarar algunos puntos. El Vaticano se ha limitado a recordar en una carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe lo que ya había establecido sobre la normativa que indica cómo debe ser la hostia que se utiliza durante la eucaristía en la carta circular a los Presidentes de las Conferencias Episcopales emitida el 19 de junio de 1995. En ella, se establece que la hostia consagrada debe ser de trigo, sin levadura y que son válidas para la eucaristía las hostias “con un bajo contenido en gluten suficiente para la panificación”. El Vaticano reitera que las hostias sin gluten, es decir, 0 ppm están prohibidas para realizar el sacramento. Este punto es el que crea confusión. Desde FACE, queremos aclarar que las hostias aptas para celiacos sin gluten (menos de 20 ppm) serían válidas para la eucaristía y que el colectivo de celiacos no tendría que poner en riesgo su salud para comulgar, si este fuera su deseo. FACE, en el proyecto de Seguridad Alimentaria, viene analizando las hostias sin gluten comercializadas en España que se utilizan durante el sacramento para constatar si sobrepasan los límites de los productos aptos para celiacos. Los últimos análisis realizados tuvieron como resultado menos de 20 ppm.